10 Consejos para sentirte bien este verano

10 Consejos para Sentirte bien

1. Despertares saludables

Pese a todas las facilidades que tenemos con las nuevas tecnologías es probable que todavía te despiertes con un tono un poco hardcore que te haga saltar de la cama. ¡Error! Busca una melodía suave que vaya in crescendo y te ahorrarás una dosis de estrés matutino. Despertarse con luz natural también es preferible: te adentra en el ciclo de la vida siguiendo el ritmo circadiano que dicta la naturaleza y te permite empezar el día más despejado y con más vitalidad.

2. Estírate, pero hazlo bien

Hacer estiramientos antes de lanzarte al mundo tiene muchas ventajas pero no pretendas hacerlo cuando aún no has podido abrir los ojos: tu cuerpo todavía está agarrotado y no es bueno forzarlo. Lo mejor es hacer ejercicios de movilidad articular para calentar la zona a estirar, o bien dejar pasar un rato mientras preparas el desayuno, te duchas o dejas la casa en condiciones.

3. Relájate mientras desayunas

¿Cuantas veces intentas vestirte con una mano mientras con la otra mantienes la tostada rezando para que no se cumpla la ley de Murphy? El desayuno es uno de los momentos más importantes del día. Regálate ese tiempo sentándote en la mesa y disfrutándolo mientras lees algo que te haga reír. Empezar el día riendo y sin estrés determina tu humor para todo el día y te ayuda a afrontar con más soltura los posibles contratiempos.

4. Cómete el arco iris

¿Quién ha dicho que comer es aburrido? Aprovecha que estamos en la estación donde la naturaleza lo convierte todo en una explosión de color y juega a mezclar colores: naranjas (calabaza, naranjas), rojos (pimientos, tomates), amarillos (plátanos, limones), verdes (brócoli, espinacas), violetas (remolacha, col lombarda), blancos (puerros, ajos)… No solo hará el plato más apetecible sino que conseguirás una gran variedad de vitaminas, minerales y antioxidantes.

5. Flexibilízate

Si eres igual de flexible que los codos de un playmobil, ¿a qué esperas para empezar a moverte? Poder doblarte, estirarte y acurrucarte en condiciones tiene más ventajas de las que crees. Prueba Pilates o Yoga: te dan elasticidad, eliminan los malos hábitos posturales, alinean los segmentos corporales y mejoran tu conciencia corporal. Además, sentirte ágil te dará más confianza en ti mismo. ¿A qué esperas?

 6. Ríe, ríe y ríe

¡Los beneficios de la risa han sido probados clínicamente! Reír activa nuestro organismo de manera natural reduciendo el estrés y protegiendo nuestra salud. Deja de ver esas películas que son auténticos dramones, no escuches canciones tristes ni quedes con personas pesimistas. Apúntate a clases de risoterapia, haz la payasa o cuenta un chiste. Lo que sea, pero ponle tu toque de humor a la vida cada día.

7. Vuélvete un poco zen

Ser espiritual no consiste simplemente en sentarte en posición de loto y recitar mantras. Se trata de aprender a aceptar que el mundo, nuestros pensamientos y nuestro cuerpo son cambiantes. Una vez aceptes esto, te será más fácil encontrar respuestas y soluciones. ¿Cómo puedes invertir en tu yo espiritual? Practica mindfulness, medita, simplifica tu vida… Es mejor que empieces con poco pero que seas constante. ¡Notarás los efectos muy pronto!

8. Despídete de la comida procesada

Aunque es difícil seguir una dieta compuesta 100% de alimentos crudos, notarás la diferencia si empiezas a introducirlos más a menudo en tu alimentación. Los alimentos vivos mantienen sus enzimas activas, lo que nos permite aprovechar mejor los nutrientes de los alimentos, eliminar toxinas o favorecer el proceso digestivo. Al menos intenta sustituir los alimentos que te generan una falsa sensación de energía por germinados, frutas y verduras.

9. Aprende algo nuevo

¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez? Sal de tu zona de confort en busca de nuevas experiencias: haz capoeira, estudia astrología o aprende alemán. Prueba todo lo que te haga sentir curiosidad ¿Y si resulta que se te da bien y encima lo disfrutas un montón? Aprender algo nuevo es añadir valor a tu vida: conoces otras habilidades tuyas, gente nueva y muchas oportunidades de disfrutar más de la vida.

10. Sueña con los angelitos

Hay muchas cosas que nos quitan el sueño y también ciertas pautas que nos facilitan conciliarlo: evita los estimulantes ya desde mediodía; cena ligero y al menos una hora y media antes de acostarte; mantén la habitación aireada, ordenada y con una temperatura óptima; date el suficiente tiempo para dormirte;  escucha música relajante y evita la luz fuerte después de cenar.

¡Feliz verano!

Te recomendamos también...

0
menciones