6 Razones por las que empezar a meditar ya

6 Razones por las que empezar a meditar YA

Podría definirse la meditación como un sistema de ejercicios que suelen estructurarse en torno a la respiración y la concentración. Lleva a un estado de conciencia centrado en el momento presente donde serenidad, paz y calma invaden tu cuerpo y mente a corto plazo.

¿Quién no ha suspirado por esto alguna vez?

Artiem Hotels, máximos impulsores de la “corriente Slow” y del “Mindfulness”, son conscientes de los beneficios de la meditación. Por ello te animan a llevarla a cabo atendiendo a 6 razones que te convencerán para dar el salto.

  1. Es fácil y económico.

Sólo necesitas 10 minutos al día y un lugar silencioso donde no se te interrumpa, para empezar. Con la práctica podrás meditar en la cola de la caja del supermercado.

  1. Dejando a un lado las propiedades internas, la meditación también lleva consigo cambios físicos.

Está comprobado científicamente que meditar unos minutos diarios, mejora el sistema inmunológico, reduce el dolor, y reduce la inflamación a nivel celular. ¿Vas a seguir negándote estos beneficios porque te encuentras demasiado “ocupado” como para reservarte un momento al día para la meditación?

  1. A nivel emocional, la meditación aumenta las emociones positivas.

Pero no sólo esto, sino que además, nos aleja de la depresión, de la ansiedad y del estrés. Este pequeño “reseteo” mental que se lleva a cabo cada vez que te encomiendas a la meditación, inclina la balanza hacia una actitud positiva ante la vida. Te ayudará a ver el vaso medio lleno.

  1. La meditación hace que mejores tu vida social.

En este sentido, te hace más compasivo, más reflexivo con las actitudes y reacciones de los demás y te hace sentir menos solo.  Aumenta la conexión a nivel social y la inteligencia emocional.

  1. Aumenta tu auto-control.

¿Qué es esto? ¿Has sentido alguna vez que te invaden unas ganas irrefrenables de chillarle a la persona que tienes al lado? En nuestra rutina diaria nos enfrentamos a situaciones que pueden llegar a “sacarnos de quicio” o “perder los nervios”. Sin embargo, analizando esto desde una perspectiva objetiva, no son esas situaciones las que nos provocan tal reacción si no que somos nosotros mismos los que decidimos saltar y dejarnos llevar por la adrenalina o el mal humor. El auto-control es la capacidad que tenemos para encontrar un equilibrio y encontrar la calma. Este auto-control nos lleva a mejorar la introspección y optimizar la capacidad para gestionar las emociones.

  1. Mejora la productividad.

¿Cómo lo notas? Al cabo de poco tiempo de empezar a meditar de forma constante, te darás cuenta de que meditar te ayuda a aumentar tu atención. También mejora la capacidad para realizar varias tareas y optimiza tu memoria. Notarás como tu mente y tu espíritu se vuelven más creativos. Acabando con ciertos límites cognoscitivos que sesgan nuestra forma de comportarnos.

Además, te da perspectiva, al observar tu mente te das cuenta que no tienes que ser esclavo de ella.

Te recomendamos también...

0
menciones