El auténtico estilo de vida mediterráneo en Menorca

Estilo de Vida Mediterráneo

A media tarde – día caluroso de verano en julio – las calles empedradas del centro histórico de Ciutadella de Menorca están desiertas. La ciudad es su centro de actividad. La gente vive  en  casas antiguas y palacios que datan de siglos atrás, las terrazas están llenas de lugareños y visitantes bebiendo café y en el mercado de pescado se agolpan  clientes potenciales. Ahora, la única señal de vida es el olor fascinante de la paella de marisco flotando desde todas las direcciones. La hora de un largo almuerzo, siesta y baño. Aquí, el mejor momento del día está reservado para el juego, no el trabajo.

Port Ciutadella Menorca

Port Ciutadella Menorca

Frente a la costa de Barcelona se encuentra el archipiélago balear. La menos  conocida de las cuatro islas es Menorca, la segunda más grande y la más oriental del grupo. Es el primer lugar de España para ver la salida del sol.

Uno de los secretos mejor guardados del Mediterráneo y a los  menorquines les gusta que sea así.

A diferencia de otros lugares del Mediterráneo que han perdido parte de su encanto para hacer sólo  turismo, la prioridad de Menorca es la preservación y la armonía en vez de la promoción y la economía. En 1993 Menorca fue declarada Reserva dela Biosferadela UNESCO debido a la magnífica condición de su entorno. Esta situación limita el desarrollo y asegura la calidad de vida de las personas y los ecosistemas delicados. Rodeada por el mar, en tonos acogedores de azul, salpicada de encantadores pueblos llenos de tradición, y decorada con decenas de playas vírgenes a lo largo de la costa, es un lugar atractivo para visitar, que fácilmente se podría llamar casa.

El estilo de vida local se centra en torno a estas cuatro máximas: – familia, amigos, comida y fiesta.  Los tres primeros son una parte integral de la vida cotidiana, de compartir la buena comida con sus seres queridos, y la cuarta es la mezcla de los tres primeros con las celebraciones anuales de los pueblos. La mayoría de las fiestas locales de la isla cuentan con sementales de pura raza menorquina y de sus jinetes de generaciones de familias de agricultores de Menorca.

Estas son ocasiones inolvidables de alegría pura que les estremecerá y les dará la oportunidad de celebrarlo  al igual que hacen los menorquines.

Sant Joan Ciutadella

Sant Joan Ciutadella

Con cerca de 300 días de sol y los inviernos suaves, el clima permite la mezcla perfecta de relajación y actividad. Para las familias, existen complejos seguros y acogedores para atender las necesidades específicas de la familia. Para el entretenimiento, hay excelentes restaurantes y clubes, ya que  la vida nocturna empieza y termina tarde. Para los amantes de la aventura, la isla cuenta con una completa selección de actividades al aire libre sobre todo ciclismo, kayak, senderismo, equitación, buceo y vela.

Para quienes gustan de la indulgencia, Menorca es una delicia gastronómica de la carne fresca y los productos, los quesos, el vino y una excepcional selección de pescados y mariscos. El plato especial es la caldereta de langosta, pero la isla es también famosa por su propia marca de ginebra y los licores con el nombre de Xoriguer Mahón.

Sabias que:
La mayonesa se originó en Menorca. Creado en la capital de la isla de Mahón y originalmente llamado Salsa Mahonesa,  fue adoptado por los franceses durante su ocupación de la isla en el 1700.

También se puede disfrutar de un día en un spa, una ronda de golf, una cena de puesta de sol en un yate alquilado o simplemente pasar todos los días a una playa diferente – cada uno, tan divino como el último.

Por cierto las tiendas de la ciudad abren de nuevo a las 17:00h , pero no se apresuren a volver de lo que estén haciendo, siempre hay un Mañana.

Atrévete a probar unas cuantas palabras en el idioma local en sus próximas vacaciones …

Binibeca Vell Menorca

Binibeca Vell Menorca

Todo el mundo en Menorca es bilingüe hablando un dialecto del catalán llamado Menorquín así como el español. Muchos de ellos también hablan Inglés. Como son capaces de intercambiar y combinar estas lenguas con facilidad, los turistas suelen permanecer tímidos para hablar, hasta que saben que van a ser entendidos. Olvídense de la vergüenza y  atrévanse a probar unas cuantas palabras nuevas en un idioma extranjero. Disfrutarán de la gente y del lugar mucho más. Pidan su comida, saluden a la gente, o intenten articular algunas frases. Las personas que no hablan inglés son muy tolerantes y agradecidas. Les garantizo que serán recibidos con sonrisas genuinas y con  los brazos abiertos!

Vanessa Jeny es la fundadora de MenorcaBlue.com, una guía online sobre la forma de disfrutar de lo mejor de Menorca y vivir el estilo de vida local. Ella ayuda a conectar a los servicios turísticos de la isla con los viajeros más exigentes en busca de auténticas experiencias locales en las vacaciones.

Te recomendamos también...

0
menciones