Ha llegado la sleeping revolution. ¡Toma nota de la importancia del sueño!

Sleep revolution

Dormir mucho y bien es importante para nuestra salud y nuestro bienestar. Por eso, es importante adquirir buenos hábitos de sueños. Te explicamos por qué y cómo conseguirlos.

Un tercio de nuestra vida la pasamos durmiendo. Aunque pueda parecer demasiado o una pérdida de tiempo, dormir mucho y bien es muy importante: alarga la vida, rejuvenece, adelgaza, aporta claridad mental… Por eso, en Artiem promovemos la sleeping revolution dada la importancia del sueño para la salud y el bienestar personal.

Importancia del sueño
Todos los seres vivos presentan un ritmo biológico basado en el descanso y la actividad, alternando uno y otro a lo largo de un día. Se cree que el sueño surge como una necesidad de los organismos para conservar y restaurar su energía y protegerse, además, de diversos peligros que acechan durante la noche. Por tanto, dormir ha sido fundamental en la supervivencia y adaptación del ser humano y el resto de especies.

Hoy en día ningún experto duda de la importancia del sueño. De hecho, la Organización Mundial de la Salud recomienda que un adulto duerma entre 7 y 8 horas diarias para mantener un estado físico, emocional y mental óptimos. Sin embargo, cada vez es más habitual encontrarse con personas que dedican mucho menos tiempo o sufren trastornos del sueño.

Dormir poco y mal puede tener graves consecuencias sobre la salud. Esto se asocia con un peor rendimiento, cambios en el estado de ánimo, irritabilidad… También puede afectar al sistema endocrino, al sistema inmune y al metabolismo; provocando enfermedades como la obesidad, diabetes o el fallo cardíaco. A veces, incluso, la falta de sueño es un factor determinante en el aumento de la mortalidad por accidentes.

La otra cara de la moneda es que dormir aporta grandes beneficios para la salud. Aunque parezca que es una acción pasiva, es sumamente activa ya que el cerebro y el cuerpo siguen trabajando toda la noche. Además de restaurar toda la energía que hemos gastado a lo largo del día, se memoriza lo aprendido. Por eso, los niños necesitan dormir más, porque absorben mucha más información. Ya lo dice el refrán: lección dormida, lección aprendida.
Beneficios dormir bienDormir también ayuda a resolver problemas. Si tenemos un gran dilema entre manos, consultar la almohada puede ser de utilidad. La razón es que el sueño nos permite acceder a información enterrada profundamente en la mente subconsciente, por lo que el cerebro es capaz de obtener más datos que estando despiertos.

Durante este período, el cerebro también aprovecha para eliminar subproductos de la actividad neuronal que se acumulan durante la vigilia y otros residuos como la proteína beta-amiloide responsable de la enfermedad del Alzheimer y otros trastornos neurológicos.

Por la noche no sólo trabaja el cerebro, dormir también tiene efectos visibles sobre nosotros. Uno de ellos es que nos hace más atractivos. No sólo porque los ojos lucen descongestionados, limpios y brillantes; sino por la seguridad y buen talante que aporta haber descansado correctamente.

Además, también ayuda a adelgazar. El descanso ayuda a tener menos hambre y se queman más calorías. Las personas que duermen poco pesan más que los que duermen más de siete horas por noche y también tienen un mayor riesgo de sufrir sobrepeso.

La importancia de dormir también se ve reflejada en nuestro rendimiento diario. Las noches de insomnio afectan a nuestro juicio, a la capacidad de tomar decisiones y produce estrés e impaciencia, lo que puede acarrear graves consecuencias mientras conduces o trabajas. La famosa fundadora de The Huffington Post, Arianna Huffington, reconoce que las peores decisiones de su carrera las tomó estando cansada. Además, el ir a la oficina habiendo dormido poco reduce la productividad y la eficiencia a unos niveles desoladores.

Sleep revolution

Dormir, por tanto, es una fuente de vida. Un buen sueño reparador cada noche nos ayudará a prolongar nuestra esperanza de vida y a ser más felices durante todo ese tiempo. Ahora que ya conoces la importancia de dormir bien, ¡vivirás tu propia sleeping revolution!

Algunos consejos para adquirir buenos hábitos y dormir bien cada noche son:

  • Crear una rutina de sueño diaria. Irnos a dormir siempre a la misma hora nos ayudará a reforzar nuestro ciclo de sueño.
  • Cuidar la alimentación. Especialmente por la noche, cuando no conviene irse a la cama con el estómago muy lleno. Además, hay que evitar sustancias como la cafeína, la nicotina o el alcohol.
  • Hacer ejercicio de forma regular. La actividad física ayuda a dormir bien por las noches ya que estamos cansados y enganchamos el sueño profundamente.
  • Evitar ver la televisión, usar el ordenador o el móvil antes de dormir.
  • Limitar las siestas. Estas pueden alterar el ritmo natural de sueño.

Una vez hayamos conseguido adquirir una rutina de sueño y durmamos las horas recomendadas cada noche, notaremos los beneficios que tiene dormir bien sobre nuestra salud y nuestro estado de ánimo.

El descanso es fundamental. ¿A qué hora te acostarás esta noche?

menorca

 

Te recomendamos también...

0
menciones