“Lo que no se mide, no se gestiona”

Esta frase es uno de los axiomas de la calidad. Y es cierto, si queremos avanzar tenemos que medir los avances. En general, en todas las empresas y en nuestro sector turístico en particular tenemos multitud de indicadores económicos, financieros y de satisfacción de clientes, pero muy pocos o ninguno de satisfacción de nuestros equipos. Es decir centramos nuestros esfuerzos en trabajar sobre los  efectos de nuestras políticas y poco sobre las causas que los producen.

La confianza, la satisfacción de nuestros colaboradores, el compromiso, el orgullo, la credibilidad… son las palancas que hacen que no sólo una empresa avance y prospere, sino también que sea capaz de atraer y retener  talento, un recurso cada vez más escaso. Medir esto de una forma objetiva, transparente, imparcial y que nos de una idea de nuestro nivel de competitividad para captarlo no es fácil.

En Artiem Fresh People Hotels, hacía años que medíamos de forma interna la satisfacción de nuestros equipos. Pero, aunque tratábamos de ser objetivos, transparentes e imparciales… no lográbamos la credibilidad necesaria,  no sabíamos cual era exactamente nuestro nivel de competitividad al respecto.

Conscientes de la importancia que tiene  en nuestro sector turístico captar el mejor talento, buscamos distintos modelos y empresas que nos ayudaran a medir la confianza de nuestros equipos. En esta búsqueda encontramos una institución, Great Place to Work que contaba con un modelo contrastado basado en cinco pilares: Credibilidad, Respeto, Imparcialidad, Orgullo y Camaradería. Un sistema de evaluación objetivo donde participan todos los trabajadores,  que nos da la posibilidad de compararnos con empresas de distintos sectores que comparten nuestra misma preocupación.  Empresas como Google, Cisco, Microsoft, ING, Novartis, Royal Canin… reconocidas, innovadoras y rentables.

Después de tres años trabajando con el modelo, incidiendo sobre las causas, no sólo hemos mejorado el nivel de confianza de nuestros colaboradores, de hecho por segundo año estamos entre la 50 mejores empresas para trabajar en España. Great Place to Work nos ha permitido trabajar sobre nuestras fortalezas y nuestras áreas de mejora, logrando como resultado aumentar nuestros índices de satisfacción y recomendación de nuestros clientes y como consecuencia hemos mejorado de forma notable nuestros resultados económicos.

Aplicar este axioma de la calidad es básico, pero primero midiendo las causas  que son las palancas sobre las que hay que actuar para lograr los efectos buscados.

Te recomendamos también...

0
menciones