Descubre tres de los pueblos más bonitos de Asturias es un recorrido que combina cultura, paisajes, historia y gastronomía.

Algunos lugares de Asturias son verdaderos paraísos para la desconexión, para perderse y desaparecer “del mapa” durante unas horas… Y durante ese tiempo, aprovechar al máximo para conectar con la naturaleza, sentir la fuerza del Cantábrico y dejarse seducir por la gastronomía local. En Llanes, Ribadesella y Villaviciosa encontrarás esa desconexión que buscas.

Los tres se encuentran en el norte del Principado, próximos al mar y a ARTIEM Asturias por lo que se presentan con una excelente opción para hacer una pequeña excursión durante el día. Un recorrido completo que te permitirá entrar en contacto con algunos de los rincones más especiales de, como dicen en Asturias, “la tierruca”.

Cultura, naturaleza, paisajes, mar, historia, gastronomía… si te gusta todo esto, te encantará esta ruta por estos tres lugares increíbles de Asturias.

 

Llanes

Esta noble villa que se asoma al Cantábrico es uno de los pueblos costeros más bonitos de Asturias. Desprende ese encanto marinero que solo conservan ya una pequeña selección de lugares en Asturias, por eso es una parada obligada en esta ruta. ¿Qué hacer cuando llegues?

 

Recorrido por el Paseo de San Pedro

Construido en el siglo XIX, este bonito paseo siempre ha destacado por sus inigualables vistas a la costa y a la montaña. Es un balcón perfecto para descubrir la belleza de los acantilados, el mar Cantábrico, los barcos que cruzan al puerto… Además, toda la senda es de césped por lo que, incluso, si te apetece, podrás hacer el recorrido descalzo.

 

Visita al puerto

El puerto de Llanes es el típico puerto pesquero tradicional, donde todavía están amarrados muchos barcos de corte antiguo. Es el máximo exponente del carácter marinero de este pueblo que siempre ha estado vinculado a la pesca.

 

Visita a los Cubos de la Memoria

cubos de la memoria

Sobre la escollera del puerto, encontrarás los Cubos de la Memoria de Agustín Ibarrola. Las grandes piezas de hormigón fueron decoradas por el artista para dejar allí reflejada sus propias vivencias, la memoria del arte y también del territorio. Estos se mezclan en armonía, creando volúmenes y un bonito manto de colores. Sin duda, es de los lugares de Asturias que te sorprenderán.

 

Paseo por el Casco Antiguo

Por último, dirígete al Casco Antiguo declarado Conjunto Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural. Muchos de las edificaciones que encontrarás en este bonito paseo son medievales y sorprende que, a pesar de los años, mantienen un alto grado de conservación. No te pierdas la muralla del siglo XIII, las Puertas de la Villa, el Torreón de defensa, la Basílica de Santa María del Conceyu o el Palacio de Gastañaga.

 

Ribadesella

Continúa tu ruta por estos pueblos con encanto de Asturias y pon rumbo a Ribadesella, a solo media hora en coche desde Llanes. Llegarás a la capital del piragüismo; y es que si este pueblo es famoso por algo es por el descenso del río Sella que se celebra cada año en verano. Cientos de personas bajan en piragua por el río y celebran una gran fiesta popular.

 

Recorrido por el paseo marítimo de Santa Marina

paseo maritimo ribadesella

Si, de momento, no te animas a hacer el descenso te recomendamos que empieces a explorar Ribadesella por su paseo marítimo. Este discurre entre antiguos palacetes y chalets de indianos que emigraron y a su vuelta construyeron lujosas casas mirando al mar. En el extremo oeste de la playa, se han encontrado restos de huellas de dinosaurio por lo que si te apetece también puedes acercarte a verlas.

 

Visita a la Cueva de Tito Bustillo

Otro de los lugares de Asturias que tienes que ver es la Cueva de Tito Bustillo, declarada Patrimonio de la Humanidad por sus extraordinarias representaciones de Arte Rupestre Paleolítico. Fue descubierta en 1968 por dos jóvenes del pueblo. El tesoro de Tito Bustillo está compuesto por doce conjuntos distribuidos por toda la cavidad, de unos 700 metros de longitud con galerías anexas, que cuentan con más de 25.000 años de antigüedad. Pinturas, grabados de signos, animales, representaciones antropomorfas… una colección casi única en el mundo. Es importante señalar que la cueva solo se puede visitar durante períodos determinados y es necesario reservar la entrada con antelación. Sino, también es posible ver Centro de Arte Rupestre.

 

Comida en el Restaurante El Texu

¿Se te va abriendo el apetito? Si ya ha llegado la hora de comer, dirígete al Restaurante El Texu para probar la verdadera gastronomía asturiana. Pide sus famosos cachopos de gran tamaño y acompáñalo con los típicos tortos. ¡Te encantará!

 

Villaviciosa

villaviciosa

Imagen: www.turismovillaviciosa.es

Villaviciosa es uno de los pueblos de Asturias más variopintos y más vinculados a la sidra. Su tierra fértil, regada por la mayor ría de Asturias, es el paraíso de las pomaradas, los llagares (lugares donde se elabora la sidra) y los chigres (donde se bebe). Tal es así que cada año se celebra aquí el Festival de la Manzana, una fiesta declarada de Interés Turístico Regional.

 

Paseo por la ría de Villaviciosa

Para bajar la comida, te proponemos dar un bonito paseo por la ría de Villaviciosa que, como hemos dicho, es la más grande de Asturias. Es uno de los estuarios mejor conservados y de mayor valor ambiental de la costa Cantábrica, por eso es también un espacio protegido. Podrás disfrutar de las playas, las dunas, los acantilados y toda su fauna.

 

Recorrido por el Casco Antiguo

casco antiguo villaviciosa

Continúa el paseo por el Casto Antiguo de Villaviciosa y piérdete por sus calles empedradas, observa las casas solariegas y la hermosa iglesia de Santa María de la Oliva. Dedícate a andar, sin rumbo, y permite que tu mente viaje a la época medieval.

 

Visita al Monasterio de Valdediós

Por último, no te pierdas el Monasterio de Santa María de Valdediós a tan solo 8 kilómetros del pueblo. Es un bonito monasterio carmelita enclavado en un frondoso y verde valle que fue bautizado por los monjes con el nombre de Valdediós o “Valle de Dios”.

 

Visita a la bodega de Sidra el Gaiteiro

Otro de los grandes atractivos de Villaviciosa es la visita a la famosa bodega de Sidra el Gaiteiro, un recorrido de una hora para entender cómo se elabora ese producto y la tradición y construmbres a su alrededor. Y todo ello, además, culminado con una degustación. La entrada es gratuita y se recomienda reservar. 

 

Si al final de esta ruta te han quedado ganas de más, vuelve a Villaviciosa y termina la excursión con unas sidrinas en la Sidería Lena. Solo un par, para poder encarar la vuelta al hotel con ánimo y habiendo disfrutado de un día desconexión por Asturias.