¿Menorca en invierno? La respuesta es sí, ya que la isla mantiene su atractivo durante los doce meses del año.

Viajar a Menorca fuera de la temporada de verano puede llegar a sorprenderte de verdad. La isla respira un ambiente más relajado y es posible visitar muchos rincones prácticamente en solitario. Es una época ideal para disfrutar de los paisajes, la cultura, el deporte y la gastronomía de la isla. Así que si te preguntabas qué ver en Menorca en invierno, ¡sigue leyendo!

Menorca no acaba en verano y mantiene su atractivo durante los doce meses del año. Aunque es famosa por sus calas vírgenes que se disfrutan, sobre todo, en la época estival, en invierno también puedes encontrar muchas actividades interesantes, relajarte y visitar cualquier rincón con mucha más tranquilidad.

que ver en menorca en invierno

Imagen: Bartolomé Martínez Jover

Además, el invierno en la isla no es demasiado agresivo, por lo que no te impedirá pasar tiempo al aire libre, pasear por las playas desiertas y practicar algún deporte de exterior. La temperatura media es de 12 grados, aunque en la zona norte suele soplar el viento de tramontana y la sensación térmica puede ser un poco inferior. El agua, por si te atreves a darte un baño, se mantiene a unos 14 grados.  

Descubrirás que, en invierno, la isla sigue siendo un verdadero paraíso en el que disfrutar de una escapada diferente. Para demostrártelo te compartimos una pequeña guía con actividades en Menorca en invierno que te ayudará a planificar tu próximo viaje.

Mahón y Ciudadela

Mahón y Ciudadela son las dos principales ciudades de Menorca y, sin duda, merecen una visita. En esta época del año podrás disfrutar de todo su patrimonio histórico sin prisas ni aglomeraciones. Así que aprovecha para perderte por el casco histórico de Ciudadela, visitar la catedral, el mercado y su pequeño puerto donde puedes cenar o tomar algo en alguno de sus bonitos restaurantes.

catedral ciudadela menorca invierno

En Mahón no te puedes perder su puerto, que está considerado como el segundo puerto natural más grande del mundo, después de Pearl Harbor. Una vez lo hayas explorado con tranquilidad, dirígete a la ciudad y disfruta del ambiente. Que en tu recorrido no falte una parada en la Plaza de España, el Mercado del Pescado, la Puerta de San Roque y la Iglesia del Carmen.

Además, si lo deseas, puedes hospedarte en Mahón en el hotel ARTIEM Capri. Se sitúa en pleno centro y cuenta con un spa para tus momentos de relax y una terraza en la azotea donde disfrutar de una vistas únicas a toda la ciudad.

spa capri

Yacimiento arqueológicos

Menorca es un verdadero paraíso arqueológico, ya que se han encontrado más de 1.500 yacimientos pertenecientes a la Cultura Talayótica. Y es que la prehistoria de la isla abarca un amplio período cronológico, desde la llegada del hombre hacia el 2500/2100 a.C. hasta la conquista romana en 120 a.C. La época Talayótica abarca una fase muy amplia de la prehistoria insular y su nombre viene dado por uno de sus momentos más característicos: el talayot.

historia de menorca invierno

A la hora de decidir qué ver en Menorca en invierno puede ser muy interesante profundizar en los orígenes de la isla. Para ello, te recomendamos visitar la Torre d’en Galmes o la Naveta d’es Tudons, ya que son algunos de los yacimientos más icónicos. Este último data del año 1200 a.C. y es uno de los monumentos prehistóricos funerarios más importantes de Europa.

El Camí de Cavalls

También puedes calzarte las zapatillas y recorrer algunos de los tramos del Camí de Cavalls. Es un sendero que rodea toda la isla por la costa y que te permite descubrir a tu ritmo muchos de los paisajes que predominan en Menorca: playas desiertas, prados verdes, bosques frondosos, humedales… Además, es un camino histórico, ya que se utilizaba en la antigüedad para vigilar las costas y poder divisar con antelación los barcos que se acercaban a Menorca.

En invierno el paseo es muy agradecido, ya que el sol y el calor no son un obstáculo para hacer kilómetros. Eso sí, revisa la previsión meteorológica para saber en qué zona de las isla el clima es más agradable.

Monte Toro

Aunque Menorca es una isla con pocas montañas de mucha altitud, cuenta con una, situada en el centro de la isla, de 358 metros de altitud. Subir al mirador del Monte Toro es, sin duda, un imprescindible en tu plan de viaje. Desde allí podrás disfrutar de unas vistas panorámicas inigualables y contemplar el paisaje. Trata de elegir un día despejado para evitar que las nubes te impidan ver con claridad cómo la isla se extiende a tus pies.

monte toro menorca

Pueblos pesqueros

Visitar pueblos y rincones mágicos es otra de las cosas que tienes que ver en Menorca en invierno. Hay varios rincones pero, sin duda, uno de los más entrañables es Fornells. Este pueblecito costero mantiene viva la tradición de la pesca y su pequeño puerto, lleno de barcos, resulta encantador. Es por esto que sus restaurantes son famosos por preparar algunas de las mejores calderetas de langosta de la isla.

fornells menorca en invierno

Puerta de Eos

En Menorca se encuentra el primer punto de España donde se ve el sol cada mañana. Un artista catalán llamado Francesc Calvet creó un gran escultura para que los rayos del sol tuvieran un buen marco. Esta recibe el nombre de Puerta de Eos en honor a la diosa de griega de la aurora. Si quieres visitarla, pon rumbo a Cales Fonts, un bonito pueblo con un marcado acento británico.

Ruta Gastronómica

Menorca en invierno invita, también, a hacer una ruta gastronómica y descubrir la rica cocina de la isla. Lo más recomendable es que pruebes los platos de temporada menorquines y así puedas saborear los productos de la zona. En esta época del año, lo típico son las setas, las berenjenas rellenas, el arroz con alcachofas y costilla de cerdo, la confitura o la sepia. En el Restaurante Es Tast de na Silvia de Ciudadela, por ejemplo, se especializan en la gastronomía de kilómetro 0, así que puede ser una buena opción para probar el verdadero sabor de Menorca.

¿Dónde hospedarse?

Además de decidir qué ver en Menorca en invierno también tendrás que decidir dónde hospedarte. En ARTIEM tenemos tres hoteles en la isla: ARTIEM Audax, ARTIEM Carlos y ARTIEM Capri. Este último es el único que permanece abierto durante toda la temporada de invierno, por lo que será tu opción ideal si vienes a la isla desde el mes de noviembre hasta marzo.

hotel artiem capri mahon

ARTIEM Capri, tu hotel en Mahón, te permitirá disfrutar de la isla en invierno. Disfrutarás de una ubicación perfecta en el centro de Mahón para moverte con comodidad y disfrutar de los servicios y actividades de la zona. Además, si lo que buscas es un poco de relax, el hotel cuenta con un pequeño spa donde disfrutar de tratamientos, masajes y un jacuzzi con vistas. Consulta las experiencias o regalos en ARTIEM para hacer tu estancia aún más especial.

Con todo esto, podrás planificar un viaje perfecto a Menorca en invierno y descubrir que la belleza de la isla se mantiene a lo largo de los doce meses del año.