Los sabores de la isla van cambiando según la estación y los productos de temporada disponibles. Ahora podrás disfrutar de las setas más sabrosas, la berenjena, la calabaza o el boniato. Descubre cuáles son los platos típicos de este época.

La gastronomía de Menorca se mantiene fiel a su origen, a la cultura popular y a los frutos que ofrece su tierra. Se utilizan productos frescos procedentes de la huerta, la carne del cerdo autóctono de la isla o los pescados… para elaborar platos de temporada que, en esta época, saben a otoño e invierno.

Y es que las estaciones tienen su sabor propio en la isla. El verano sabe más a langosta, tomate y sandía y el otoño o el invierno a alcachofa, berenjena y setas. Esto es así porque cocinamos con lo que nos ofrece la tierra en cada momento, tal y como lo hacían nuestros antepasados que nos han ido transmitiendo sus costumbres y tradiciones culinarias generación tras generación.

Muchos llaman a esto gastronomía de subsistencia y se asocia a elaboraciones sencillas y humildes. Sin embargo, en Menorca se consiguió hacer de la necesidad una virtud y crear grandes platos a partir de ingredientes muy simples. Hoy en día, las recetas de temporada propias de Menorca reciben el reconocimiento que se merecen y gozan de un gran prestigio.

Por ello, compartimos algunos de los platos de temporada de este momento. Contamos con Ana Panera, directora de Artiem Carlos y gran conocedora de la gastronomía menorquina, para desvelarnos cuáles son las recetas otoñales más sabrosas de la isla. Ella nos ha contado, para empezar, que los ingredientes estrella de esta época son la alcachofa, la berenjena, la calabaza, el boniato y por supuesto las setas como los esclatassangs y las cames seques.

Setas a la plancha

Para disfrutar en un solo bocado de todos los aromas otoñales de Menorca solo hay que preparar unos esclatassangs o níscalos a la plancha con un poco de ajo y sobrasada. Podemos maridar este plato con un vino tinto de la Finca Favàritx para una cena o comida redondas.

Coca menorquina

Famosa, socorrida y polivalente. La coca menorquina puede ser tanto dulce como salada y se va adaptando a los productos de temporada. En esta época se pueden hacer con calabacín, tomate, pimiento, berenjena y sofrito. Un plato que nadie se puede perder.

(Fuente: nosolocomida.com)

Arroz con alcachofas y costilla de cerdo

Con estos dos ingredientes conseguimos preparar un arroz delicioso y muy otoñal. Hay que saber, además, que la alcachofa menorquina es algo diferente a la que podemos encontrar habitualmente ya que es morada y muy parecida a la variedad Ópera de Italia. En los restaurantes de Artiem cada noche servimos un arroz diferente.

 Berenjenas rellenas

Es un plato de temporada típico en cualquier hogar menorquín. La berenjena que crece en la isla es pequeña y tiene un sabor intenso muy excepcional. Esta se prepara, normalmente, rellena de vegetales en forma de “barcas”. Sin embargo, en este caso, la receta varía mucho dependiendo de quien la haga.

Confitura

Más que un plato, es un ingrediente y un acompañante. La confitura se elabora con calabaza y se utiliza para los rellenos de las pastas más sabrosas de Menorca: los crespells y los pastissets plens (passtisets rellenos). También marida a la perfección con un poco de “foie de canard” o cualquier queso de Mahón. Según Ana, “¡sabroso!”.

Perol

Es un plato habitual en los restaurantes de Artiem y destaca por su sabor y versatilidad. El perol se puede preparar con diferentes ingredientes aunque los más comunes con el perol de ratjada (hecho a base de raya) y el perol de carne. El nombre del plato es, también, del recipiente de barro en el que se suele servir.

Sepia

Es un cefalópodo típico del Mediterráneo que se encuentra disponible durante todo el año pero se prepara con productos de temporada. Los más habituales son, en esta época, sepia amb fessols (sepia con guisantes); con sobrada o con alcachofas. Se sirve en nuestros restaurantes, habitualmente, un día a la semana.

Caldereta

Es un plato de todo el año pero en el que cambian los ingredientes según la temporada. En verano se hace de langosta pero en invierno se cocina a base de crustáceos.  

En los hoteles Artiem en Menorca apostamos por la cocina tradicional, de temporada y con ingredientes “de aquí”. Para obtener los productos más frescos y sabrosos, colaboramos con productores locales que nos proveen con la mejor materia prima para elaborar nuestros platos. La mayor parte de nuestras frutas, verduras, pescados… apenas recorren unos kilómetros para llegar a nuestra cocina.

Disfruta de la gastronomía menorquina y descubre los platos de temporada para degustar el auténtico sabor de la isla que va cambiando según la estación.