"Cuando conocimos el modelo BCorp, vimos que era lo que nos hacía falta para evolucionar en el modelo ARTIEM"

La pasada semana en una tertulia-entrevista con algunos de los miembros del Capítulo de Capitalismo Consciente de Madrid, me hicieron la pregunta de en qué momento di el cambio para convertirme en un empresario que cree y predica los principios del Capitalismo Consciente.  Raj Sisodia junto a John Mackey describen en su libro Conscious Capitalism cuáles son esos principios: Higher purpose and core values, Stakeholder integration, Conscious Leadership y Conscious culture and management.

La respuesta a esta pregunta fue que no soy consciente de que haya habido un “click”, creo que esta filosofía es con la que me he educado y formado. 

Sí es cierto que después de compartir nuestra filosofía de empresa en tertulias, mesas redondas o escuelas de negocio tenía la sensación de ser un raro e incomprendido. Pero cuando encontré entidades como Capitalismo Consciente o Bcorp y conocí sus principios y a los empresarios que hay detrás me di cuenta de que había encontrado a “nuestra tribu”.

Quizás por mi formación de ingeniero tengo interiorizada la frase que popularizó Peter Drucker “lo que no se mide, no se gestiona”. Con esta premisa, en ARTIEM tratamos de medir todas aquellas áreas que son el fundamento de nuestro modelo.  Nos encargamos de  medir la satisfacción de nuestros equipos con el modelo Great Place to Work  y la herramienta Happy Force. Medimos la satisfacción de nuestros clientes con ReviewPro  y Geshotel, medimos nuestra rentabilidad como empresa con los distintos KPI´s financieros y, además, medimos nuestra evolución versus objetivos para compararnos con los mejores referentes en cada área.

por qué ARTIEM quiere ser una BCorp

Como compañía, teníamos la necesidad de encontrar una metodología que nos permitiera medir cómo evolucionábamos en otros dos aspectos estratégicos para nosotros: nuestro nivel de circularidad y nuestro modelo de empresa. 

El primero lo encontramos colaborando con la Fundación Impulsa Baleares que ha creado un modelo de circularidad hotelera con una herramienta denominada Icirchot y la segunda con el modelo Bcorp. Este modelo de empresa equilibra el propósito social y los beneficios económicos. Cuando lo conocimos, vimos que era lo que nos hacía falta para evolucionar en el modelo ARTIEM que se fundamenta en dos principios: 

  1. La estrategia de crear valor para todos los stakeholders no es sólo una responsabilidad como empresa, sino que nos ayuda a crear ventajas competitivas sostenibles.

  2. Trabajamos para que la FreshPeople de ARTIEM sea un equipo de personas comprometidas con su entorno y felices en su trabajo. Queremos proporcionar bienestar y satisfacción a nuestros huéspedes buscando la excelencia en el servicio de tal forma, que éstos nos ayuden a crecer como empresa.

Por tanto, son los dos principios sobre los que se sustenta nuestro Propósito (Misión, Visión y Valores) y, además, es lo que precisamente el modelo Bcorp nos ayuda a medir, a gestionar y a mejorar.

El mes de diciembre de 2019 iniciamos el proceso de Evaluación de Impacto B, un proceso que tiene 284 preguntas divididas en 5 áreas: Gobernanza, Medio Ambiente, Trabajadores, Clientes y Comunidad. En el proceso tuvimos que aportar evidencias tangibles sobre nuestras respuestas, éstas fueron evaluadas pasando distintos filtros. Al final del mismo obtuvimos una puntuación de 83 puntos, siendo el mínimo de 80 sobre 200 posibles, para recibir la certificación Bcorp.

Este proceso de evaluación nos ayudó a mejorar en varios sentidos. Primero a formalizar procesos y políticas que teníamos interiorizadas, pero no formuladas de forma explícita. Nos hizo ver la gran oportunidad de mejora que tenemos en áreas donde pensábamos que éramos “buenos” como por ejemplo la “Clientes” o “Medio Ambiente”. Nos puso frente al espejo, vimos cuál era la realidad y lo mucho que nos quedaba por hacer. Por esta razón, pusimos en marcha acciones como participar en  iniciativas como  0 Plastic Menorca y todas aquellas acciones que ayuden a concienciar y sensibilizar a la gente por el cuidado de nuestro entorno. 

Así decidimos que teníamos que convertirnos en una BCorp.

Una vez entramos a formar parte de la Comunidad Bcorp, agosto 2020, es cuando realmente empezó un viaje apasionante. Un viaje que realizas con empresas tan admiradas como Patagonia, Danone o Triodos Bank que quieren transformar el mundo en un mundo mejor, siendo parte activa de un movimiento universal.

informe de impacto BCorp

Este viaje que habíamos iniciado solos, ahora lo hacemos acompañados con unos compañeros de viaje donde el compartir experiencias, conocimiento, contactos… no sólo nos va ayudar a llegar mucho más lejos sino que, además, nos ayudará a ser una empresa mejor para el mundo como con nuestra acción Aportam, donde respetamos nuestro entorno e impactamos positivamente en él aportando acciones solidarias y de desarrollo de la economía local.  Y, por lo tanto, construimos un legado para nuestros hijos y la sociedad de la que nos podamos sentir orgullosos.

Por lo tanto, el tener un modelo que nos ayude a medir para mejorar en nuestro propósito y el pertenecer a una comunidad que quiere transformar el mundo hacia un mundo mejor es lo que nos hizo decidirnos a ser parte activa del  movimiento Bcorp

 

Pepe Díaz

CEO de ARTIEM