Llega el buen tiempo y los deportistas nos venimos arriba porque estábamos deseando decirles adiós a las cuatro tristes paredes del gimnasio. ¡Es momento de salir y disfrutar del deporte al aire libre!
Pero, cuidado, los ejercicios de exterior en esta época presentan un riesgo del quedebemos ser conscientes... La subida de las temperaturas y el impacto del sol pueden producir un desgaste físico importante, quemaduras, mareos y bajadas de tensión. Por ello, Artiem Fresh People, expertos en cultura Health&Beauty, te dan los mejores consejos par a que disfrutes de tu rutina de entrenamiento, sin riesgos.
entrenar en verano

10 Consejos para entrenar en verano: 

1. Elige la hora correcta

Si vas a salir a correr o entrenar, lo mejor es aprovechar las horas de menos calor y sol, como las mañanas o las tardes. Intenta evitar las franjas horarias más conflictivas, como puede ser el medio día.

2. Hidratación

Es el punto más importante para evitar mareos y problemas. Hagas el ejercicio que hagas, no te olvides de beber antes, durante y después. Ya sabes, la botella siempre a cuestas.

3. Descanso adecuado 

Aunque los días de playa están más cerca de lo que pensamos, no te machaques. Haz ejercicio moderado y siempre adecuado a tu condición física y desgaste energético.

4. Consulta con un experto

Seas principiante o no, alguien especializado en el mundo deportivo te puede aconsejar sobre los mejores hábitos para no dejar tu rutina sporty en el verano y mantener tu estupendo físico sin sufrir.

running-573762_1280

5. Protección solar

En verano tenemos más horas de sol, por lo que evadirlo resulta más complicado de lo que parece. Por ello, una buena protección solar evitará quemaduras e insolación cuando estés disfrutando de tu ratito de desconexión.

6. Frente despejada y protegida

Si tienes el cabello largo o flequillo recógelos antes de empezar a entrenar en una trenza o coleta baja. Si puedes ponerte una gorra mejor, favorece la evaporación del calor corporal por la cabeza (transpiración).

7. La alimentación, la base de todo

Aunque estés a plan, debes ser consciente de que en verano el cuerpo pierde mucha más energía y líquidos. Elabora una lista de comidas y alimentos que te aporten todo lo que gastas en el entrenamiento, para que esté compensado.

8. Vestimenta y zapatos adecuados 

Llevas todo el año preparándote. Saca del armario tus prendas más cortas y aprovecha el buen tiempo para, en la medida de lo posible, pasar menos calor. Recuerda que un buen zapato también es vital para practicar deporte, siempre adecuado al ejercicio que estés realizando.

9. Di NO a los vicios 

Es momento de disfrutar... Y muchas veces se nos va de las manos. Has de saber que en verano el tabaco y el alcohol tienen un efecto mucho más fuerte, puesto que el calor hace que el cuerpo los tolera mucho menos. Ten cuidado con las cantidades que tomas y, si estás entrenando, intenta evitar su consumo.

10. En compañía, siempre mejor

No sólo porque es más divertido, sino también porque ir acompañados puede ser un buen remedio si nos pasa algo. Tendrás a tu compañero para que te ayude en caso de necesidad.