Si bien es cierto que Asturias es famosa por sus montañas y bosques verdes, sus playas bañadas por el Cantábrico resultan sorprendentes. Aquí encontrarás un listado con las cinco más bonitas.

La costa asturiana, en sus más de 340 kilómetros de extensión, esconde grandes acantilados y profundas cuevas acompañadas de bonitas playas. Algunas son grandes, otras pequeñas, de arena fina, de piedra, otras se esconden entre las rocas… pero todas ellas, sin excepción, son un tesoro del Cantábrico. Por eso, hemos hecho una selección con las 5 playas más bonitas de Asturias.

Playa de Gulpiyuri

Playa de Gulpiyuri

Una de las mejores playas de Asturias y, probablemente, la más curiosa es la de Gulpiyuri. Lo que la hace especial es que está separada del mar por un cordón de tierra de unos 100 metros, por lo que a simple vista parece un pequeño lago o una piscina natural. Sin embargo, está unida al Cantábrico por un conducto subterráneo y cuenta con unos 50 metros de arena… por lo que es una playa. En 2001 fuera declarada Monumento Natural.

Playa de Torimbia

Playa de Torimbia

Otra de las playas asturianas más bonitas se encuentra en el concejo de Llanes y es conocida como playa de Torimbia. Forma una media luna, su arena es fina y las aguas muy claras.

Sin embargo, lo que más llama la atención es el paisaje, ya que está rodeada por acantilados de 50 metros de alto.

Playa de Cuevas del Mar

Playa de Cuevas del Mar

La playa de Cuevas del Mar, como su propio nombre indica, está labrada en piedra y se encuentra salpicada de cientos de cuevas.  Estas son visibles cuando baja la marea, momento en el que aparecen numerosas formaciones rocosas atravesadas por túneles y cuevas.

Playa del Silencio

Playa del Silencio

Entre las mejores playas de Asturias no podemos olvidarnos de la playa del Silencio. Esta cuenta con unos 510 metros de longitud y una curiosa hilera de islotes que decoran la orilla. Hecha más de cantos rodados que de arena, la playa del Silencio conserva una belleza virgen y salvaje.

Playa de Cadavedo, La Ribeirona

Playa de Cadavedo, La Ribeirona

En las 5 mejores playas de Asturias no podíamos olvidarnos de la Playa de Cadavedo, La Ribeirona, un inmenso arenal que alcanza los 53.000 metros cuadrados de superficie cuando baja la marea. Lo más curioso es el paisaje: alrededor encontrarás bosques frondosos y un pequeño hórreo que vigila el mar desde una colina.

Estas son sólo algunas de las obras más bonitas que ha dejado el Cantábrico en Asturias, pero son muchas más las que también merecen una visita. Estas cinco playas asturianas se encuentran todas a apenas 50 minutos en coche desde ARTIEM Asturias, nuestro hotel para disfrutar del mar, la montaña y la gastronomía asturiana.