Come y sé feliz gracias a los alimentos que influyen en tu estado de ánimo. ¿Sabes cuáles son estos? ¡Te lo contamos!

El mood food o la dieta de la felicidad se basa en que la alimentación es un medio para lograr la felicidad si se escogen los ingredientes adecuados. Y es que lo que comemos influye, entre otras muchas cosas, en nuestro estado de ánimo.  

Si nos invade del desánimo o la apatía quizás se deba a que estamos llevando la dieta equivocada. No es magia ni casualidad: es química. El valor nutricional de determinados alimentos puede regular ciertas funciones cerebrales produciendo hormonas que propician la calma, eliminan el estrés o nos dan un inyección de alegría.

¿Sabías que al estómago se le conoce con el nombre de “segundo cerebro”? Este contiene una red de neuronas que influyen en el estado de ánimo, el apetito, el descanso… A todos hemos sentido alguna vez mariposas en el estómago o nos ha desaparecido el apetito cuando estábamos nerviosos. Así que al igual que nuestras emociones pueden afectar al sistema digestivo, este también puede influir en nuestras emociones.

Lo que buscamos con la dieta de la felicidad es generar, principalmente, dos sustancias que nos harán sentir bien: la serotonina y la dopamina. Son importantes neurotransmisores que regulan las emociones y se encuentran en un 95% y un 50%, respectivamente, en el sistema digestivo.

Se ha comprobado que una dieta equilibrada a base de alimentos saludables puede reducir el riesgo de padecer depresión; mientras que una persona con una alimentación en la que abunde la comida procesada tiene más posibilidades de sufrir este trastorno

Aunque cuando estés triste lo que más te apetezca sea una pizza o una hamburguesa, evítalo. La comida procesada tiene un déficit de nutrientes como el magnesio, ácidos grasos esenciales y vitaminas que potencian la creación de serotonina y dopamina. Siguiendo esta línea, tarde o temprano, empezarás a sentirte triste.

Aliméntate para ser feliz y haz la lista de la compra para comer con cabeza y PARA la cabeza. Descubre los alimentos que te ayudarán a mantener siempre una sonrisa.

Al introducir estos alimentos saludables en tu día a día la química hará su trabajo y notarás que te invade la alegría. 

Si quieres seguir la dieta de la felicidad, te proponemos algunas recetas deliciosas que te harán sonreír.

Empieza con estas dos recetas y, después, dale rienda suelta a tu creatividad culinaria para sacarle el máximo partido a la dieta de la felicidad. Crea desayunos que te llenen de energía y positividad para el resto del día o platos que, a medio día, te den una inyección de alegría.

Juega con la comida y encuentra el camino de la felicidad a través de ella.