Aprovecha estas Navidades para hacer una escapada romántica por el norte y descubrir la belleza y el encanto de sus pueblos.

Una escapada a Asturias puede ser el plan perfecto para estas Navidades. Esta tierra presume de alguno de los pueblos y paisajes más bonitos de España, una gastronomía de diez y los mejores anfitriones para disfrutar de unos días inolvidables. ¿Qué más se puede pedir?

Pon rumbo al norte para disfrutar de las montañas tapizadas de verde y blanco, del aire fresco del Cantábrico y de una buena fabada que caliente tu cuerpo cuando las temperaturas bajen. Recorre lo costa, los valles, los lagos… y descubre los pueblos con más encanto de Asturias en Navidad.

Para ayudarte en crear tu ruta, hemos elegido 5 pueblos con encanto en Asturias que no te puedes perder pero, ten por seguro, que elijas el que elijas, te encantará:

1. Cangas de Onís

cangas de onis

En este precioso pueblo de interior no te puedes perder su famoso puente romano que data de la Alta Edad Media, aunque se asienta sobre otro de la época romana. De él pende la Cruz de la Victoria, símbolo de Asturias.

Paseando por el pueblo te enamorarás de sus casas de piedra y madera envueltas en un paisaje natural, creando un equilibrio perfecto entre humano y naturaleza. No dejes de visitar alguna sidrería y disfrutar de la conversación con los lugareños.

2. Taramundi

taramundi

En una escapada románticas por Asturias en Navidad tienes que visitar, sí o sí, Taramundi, un pequeño pueblo con mucho encanto localizado en la parte más occidental de la provincia. Todo en Taramundi parece sacado de un cuento donde los protagonistas son el agua que baja por el arroyo moviendo de molinos, la pizarra que viste las casas, el verdor de los bosques que lo rodean y el brillo de cientos de navajas que se producen en la zona gracias a las buenas manos de lo “ferreiros” (herreros, en castellano).

En la zona hay muchos museos interesantes sobre la artesanía y la gastronomía de la zona, si tienes tiempo no dudes en hacer una visita.

3. Pola de Somiedo

pola de somiedo

Imagen: www.visitsomiedo.com

Si eres un enamorado de la naturaleza, la montaña y los animales entonces pon rumbo a la la Pola de Somiedo. Al llegar tendrás la sensación de adentrarte en uno de los entorno más rurales de Asturias, donde solo encontrarás 240 habitantes. Este pequeño pueblo se encuentra dentro del Parque Natural de Somiedo, declarado de Reserva de la Biosfera por la Unesco. La zona presume de una indudable belleza y es hogar del oso pardo de Asturias. Cálzate las botas y sal a hacer algunas de las rutas que hay por la zona, te recomendamos sin duda visitar los famosos lagos de Saliencia. Y, después, al volver al pueblo, recupera energías probando el delicioso embutido de la zona.

4. Bulnes

Bulnes

Imagen: guiadeasturias.com

En pleno corazón de los Picos de Europa se encuentra el pueblo de Bulnes, al que solo se puede acceder subiendo a un funicular que atraviesa la montaña. Es por esto que, durante el invierno, la población se reduce notablemente aunque el paisaje, normalmente vestido de blanco en estas fechas, multiplica su belleza. Desde este punto podrás emprender impresionantes rutas de senderismo como, por ejemplo, al Pico Urriellu donde las vistas no tienen desperdicio.

5. Cudillero 

cudillero

Imagen: www.traveler.es

En tu escapada a Asturias no puedes dejar de visitar alguno de sus bonitos pueblos marineros a los pies del Cantábrico. Hay muchos y muy bonitos, aunque quizás el más conocido sea Cudillero por ofrecer una de las estampas más típicas de la costa asturiana: casitas de colores, colocadas en forma de anfiteatro natural mirando al mar. Son las típicas casas de pescadores que cada tarde atracan en el puerto con las capturas para luego subastarlas en la lonja.

En estos cinco pueblos encontrarás esa estampa navideña que estabas buscando y que te hará sentirte en un verdadero cuento. Descubrirás la belleza y encanto que tiene el norte en invierno.

Y, además, para descansar después de un largo día de excursiones, ahora puedes disfrutar de ARTIEM en Asturias en nuestro nuevo hotel cerca de Gijón. En ARTIEM Asturias encontrarás el refugio perfecto para tu escapada romántica en Asturias por Navidad. Contamos con 45 habitaciones completamente equipadas, un restaurante (Restaurante Doble Q), un bar (Piano Bar), dos salas de reuniones, un completo SPA, gimnasio, tres pistas de pádel, aparcamiento y un espléndido jardín.

En la parte gastronómica, especialmente en el Restaurante Doble Q, hemos querido hacer un tributo a esta tierra poniendo en valor algunos de sus platos e ingredientes más sabrosos aunque con un toque moderno e innovador al estilo ARTIEM. Cocina honesta, sencilla y auténtica basada en el producto y la cocina de temporada asturiana. ¡Delicioso!

De nuevo: ¿qué más se puede pedir?