Historia, tradición, arquitectura… los pueblos pesqueros que salpican la costa asturiana no tienen desperdicio. Aquí encontrarás algunos de los más bonitos.

Los pueblos pesqueros de Asturias guardan una parte importante de la historia de esta región: la de los marineros que se echaban al mar para pescar y proveer de alimento a sus familias y la de pequeñas villas que se convertían en el puerto de muchos barcos llegados de lejos. Muchos de estos pueblos, todavía hoy, guardan ese ambiente marinero que resulta de lo más atractivo y muchas historias curiosas que merece la pena conocer.

Si estás de visita en nuestro ARTIEM Asturias, no te pierdas los cinco pueblos pesqueros más bonitos de la costa asturiana. 

 

1. Tazones

tazones asturias

Fuente: www.turismoasturias.es

Esta pequeña villa de apenas 300 habitantes está situada en el municipio de Villaviciosa, tierra de sidreros además de pescadores. Tazones se encuentra a tan solo media hora en coche desde Gijón, por lo que lo convierte en una visita obligada si estás por tierras asturianas. 

Este pueblo declarado Conjunto Histórico- Artístico, fue el primer lugar de España que pisó el joven príncipe Carlos de Gante, quien llegaría a ser el Rey Carlos I, cuando viajaba procedente de Flandes hace 500 años. Cada agosto, la villa conmemora el Desembarco de Carlos I con una representación en directo y una fiesta declarada de interés turístico regional.

Descubrir Tazones es hacer un viaje al pasado, no solo por la arquitectura singular de los barrios de San Roque y San Miguel, que no te puedes perder; sino porque también podrás ver un yacimiento de icnitas (huellas de dinosaurios) que datan del periodo jurásico. Para disfrutar de estos yacimientos tendrás que esperar a que haya bajamar, pero vale la pena esperar. Si te fascina la paleontología, cerca de Tazones hay otros yacimientos de icnitas como el Yacimiento Jurásico del Faro de Tazones.

Otro punto de interés que ofrece este pueblo pesquero es su faro. Fue construido en 1864 y se trata de uno de los mejor conservados del litoral asturiano. Y por supuesto no te puedes perder el Puerto de Tazones. Un puerto que está activo desde la época medieval y que tuvo su momento más álgido en el siglo XV y XVI con un flujo constante de embarcaciones tanto privadas pero sobre todo comerciales que transportaban lino, cera, brea, entre otros productos.

 

2. Llanes

llanes pueblo pesquero asturias

Llanes es, sin duda, uno de los pueblos costeros más bonitos de Asturias. Tal es así, que en este lugar se han rodado muchas películas: “El Orfanato”, “El abuelo“ de Garci y la serie “La Señora”. Para ubicarnos un poco, Llanes se encuentra a una hora en coche desde Gijón o 50 min desde nuestro hotel  ARTIEM Asturias.

Pero, ¿qué podemos ver en Llanes que lo hace tan especial? 

En este pueblo encontrarás algunas de las mejores playas de Asturias, un casco antiguo de ensueño también declarado Conjunto Histórico - Artístico, yacimientos naturales increíbles, un puerto encantador y mucha mucha historia. 

Para los amantes del mar no podéis perderos la playa del Sablón, la playa del Puerto Chico y Toró. Sablón es de fácil acceso ya que se encuentra junto al casco histórico. La combinación de arena blanca, agua cristalina y los paisajes que la rodean la hacen única. La de Puerto Chico Y Toró también de arena, son dos playas excepcionales por su esencia más salvaje rodeada de naturaleza. 

Otro de los puntos emblemáticos de Llanes son los “Cubos de la Memoria” de Ibarrola que se amontonan en el puerto de la villa. Son grandes bloques de hormigón que fueron pensados para contener la fuerza del mar, pero que el artista vasco Agustín Ibarrola decidió decorar con llamativos colores.

Si paseas por su casco antiguo descubrirás vestigios de lo que fue esta ciudad desde años inmemoriales gracias a la conservación de algunos de sus monumentos más importantes:  la muralla medieval y el torreón de defensa que datan del S.XIII; la Basílica de Santa María del Concejo del S.XVI, la capilla de Santa Ana del S.XVII o el Palacio del Duque de Estrada del S.XIX. Como hemos dicho anteriormente Llanes tiene mucha pero que mucha historia. 

 

3. Ribadesella

Ribadesella

A solo media hora de Llanes se encuentra Ribadesella, este pueblo lleva su nombre por la desembocadura del río Sella, uno de los más importantes de Asturias, conocido por sus salmones y por el Descenso Internacional de dicho río.

Este evento que reúne a 1500 participantes cada año, se celebra el primer sábado de agosto y consiste en una carrera de canoas y piraguas entre Arriondas y Ribadesella. Un recorrido no apto para principiantes, pues a lo largo de los 20 km de recorrido encontrarás rápidos, curvas y cambios de nivel. Este encuentro es ideal tanto para los amantes del piragüismo como de las fiestas populares, porque se llena de música en directo, barras en plena calle y muchas otras actividades. 

Otro de los puntos de interés de Ribadesella, además de su gran belleza natural, es la Ruta Histórica del Paseo de la Grúa. Un auténtico museo al aire libre en el que no solo podrás disfrutar de sus increíbles vistas, sino también de 6 grandes murales de cerámica en tonos azules y sepia. Estos murales han sido elaborados por el humorista gráfico Antonio Mingote y guionizados por el escritor local Toni Silva. 

Y para finalizar, te recomendamos hacer un paseo por el casco urbano y te dejes sorprender por sus joyas arquitectónicas: desde la Casa de los Ardines, el Palacio Pietro Cutre o la Casona del Escudo. Y es que desde 1997 ha sido declarado municipio de Excelencia Turística. 

 

4. Luarca

Laurca

A una hora en coche desde Gijón encontramos otro de los pueblos pesqueros de Asturias con mucho encanto: Luarca. 

Su puerto pesquero resulta encantador por su gran colorido. Está ubicado en una ensenada natural e históricamente ha sido uno de los puertos pesqueros más importantes del principado. Muy cerquita del puerto encontrás la calle peatonal de Párroco Camino, una de las más concurridas del pueblo. En ella podrás ver uno de los puntos de interés destacados en esta villa: la Iglesia de Santa Eulalia. 

Si quieres disfrutar de unas vistas impresionantes, te recomendamos que asciendas por el barrio de Carambal hasta el faro de Luarca del S.XIX y la Capilla de Atalaya o Ermita de la Virgen de la Blanca del S.XIII. Su ubicación en un acantilado convierte a este conjunto en un lugar de obligada visita.

Sin embargo, quizás el elemento más famoso sea su cementerio, con sorprendentes panteones modernistas y tumbas de grandes figuras de nuestra historia como por ejemplo: Severo Ochoa, el vecino más ilustre de Luarca galardonado con el Premio Nobel de Medicina en 1959. Estos impresionantes mausoleos fueron construidos por indianos que regresaron a la localidad a principios de siglo y quisieron descansar en paz con todo el lujo posible.

Y para terminar os dejamos una pequeña leyenda del lugar. Se trata del puente del beso ubicado en la zona del puerto. Cuenta la historia que un pirata de Cambaral fue detenido por las autoridades y que mientras estaba cautivo se enamoró de la hija del Gobernador de Luarca. El padre al enterarse decidió acabar con la vida de los dos enamorados en dicho puente. La pareja lejos de pedir clemencia se besaron justo antes de morir. 

 

5. Puerto de Vega

Puerto de Vega

Fuente: www.turismoasturias.es

Y, por último, en este listado de pueblos pesqueros de Asturias queremos incluir Puerto de Vega. En su historia destaca la presencia de Melchor Gaspar de Jovellanos, un reconocido ilustrador asturiano que se refugió aquí tras sobrevivir a un naufragio. Finalmente terminó muriendo en la villa en 1811.

La situación estratégica de este pueblo pesquero lo convirtió en un punto clave del transporte marítimo de mercancías entre los siglos XVII y XIX. Tan importante fue su papel en como puerto mercader que en 1992 se recreó una antigua mesa de mareantes en el Mirador de La Riva. Allí también podrás encontrar un arponero de 1854, un mural que muestra la antigua caza de ballenas en el Cantábrico, dos enormes quijadas de ejemplares de unas 30 toneladas, y el contrato ballenero más antiguo del que se tiene constancia.

Otro punto de interés si eres amante del mar y del pescado es su preciosa lonja bicolor, desde fuera parece una iglesia con una dedicatoria a la virgen que hay en su puerta. Data de 1928 y a día de hoy continúa haciendo la subasta de pescado. 

También queremos dos iglesias que tienen un papel vital en la esencia de Puerto de Vega: la Capilla de Nuestra Señora de La Atalaya, fundada por el Gremio de Marinería y Comercio, a principios del siglo XVII, tras encontrar una talla de la virgen flotando en el agua. Y la Iglesia de Santa Marina, declarada Monumento Histórico-Artístico en 1982, y conocida popularmente como "la catedral del barroco rural del occidente asturiano"

 

Sin duda Asturias tiene mucho que ofrecer. Y si estás disfrutando de tu estancia en ARTIEM Asturias, podrás descubrir estos 5 pueblos pesqueros con facilidad gracias a su ubicación. Y si quieres hacer una ruta gastronómica también te dejamos una lista con nuestras recomendaciones donde comer en Asturias