Una de las tecnologías más importantes de 2018 será el Big Data. Te contamos todas las novedades que influirán, especialmente, al mundo de los negocios.

La digitalización es un hecho. Vivimos en un entorno cada vez más interconectado, con objetos inteligentes, información en tiempo real, robots… Tenemos televisores que se conectan a Internet y smartphones con los que podemos controlar el termostato de casa desde la oficina. Dentro de todo este desarrollo tecnológico, el Big Data promete ser la revolución en el mundo de los negocios. Y durante 2018, aplicado junto al Business Intelligence y el Internet of Things (IoT), promete dar mucho de qué hablar.

Pero, ¿qué es el Big Data? Este término se refiere a un conjunto de datos cuyo tamaño, complejidad y velocidad de crecimiento dificultan su captura, gestión, procesamiento o análisis mediante programas convencionales. Esta tecnología trata, básicamente, de procesar e interpretar toda esa información. Lo que hace que sea tan útil es que permite que las empresas que manejan grandes volúmenes de datos encuentren respuestas a muchas preguntas; aunque también se aplica en sectores como la medicina.

Utilizar el Big Data para obtener información y tomar, así, decisiones de negocio se conoce como Business Intelligence. Las organizaciones que son capaces de introducir esta tecnología en sus procesos y aprovecharla, aumentan significativamente su competitividad en el sector al que pertenecen.

El Business Intelligence y el Big Data son, por tanto, soluciones modernas que permiten a los gestores y directores de negocio analizar el pasado, predecir el futuro mediante datos y, con todo ello, mejorar sus resultados para ser más competitivos. Y es que el fin de estas tecnologías no es otro que  mejorar el rendimiento y la productividad de una organización.

Si a esta ecuación añadimos el Internet of Things, obtenemos una combinación con mucho potencial. Este consiste, básicamente, en hacer que los objetos sean inteligentes implantando microchips y sensores con conexión a Internet. Ya sea una chaqueta o una cafetera.

¿Cómo se relaciona con el Big Data? Todos estos objetos inteligentes estarán generando una gran cantidad de datos constantemente y el Big Data será el encargado de darles forma y extraer información de valor para las empresas.

Si, por ejemplo, vendemos cafeteras que se conectan a Internet y se manejan desde el móvil; podremos saber a qué hora la usa el consumidor, qué cantidad de café toma, cómo la programa… Con todos estos datos extraemos información que nos servirá, por ejemplo, para mejorar el siguiente producto que creemos.

Se prevé que la confluencia de estas tres tecnologías traiga muchas novedades interesantes a lo largo de 2018. Te contamos algunas de las tendencias para este año:

Crecimiento de la importancia del Business Intelligence en las empresas

La toma de decisiones dentro de las empresas ya está viviendo un cambio que se prolongará durante todo 2018. En 2017, el objetivo de utilizar el Big Data generó una mayor eficiencia y un descenso de los costes. Esto ha hecho que el Business Intelligence cobre una gran importancia dentro de las empresas, incluso de las startups.

Esta tendencia se mantendrá a lo largo de 2018 y se materializará en:

·      Las decisiones de expansión o crecimiento en nuevos mercados se harán utilizando el Big Data.

·      Aumentará el número de programas que emplean Big Data y que interpretan información, siendo accesibles para cualquier tipo de negocio.  

Perfiles profesionales especializados en datos

Con el crecimiento del Big Data y su importancia para las empresas, aparecerán nuevos perfiles profesionales especializados en el análisis de datos. Estos, además, podrán estar especializados en ventas, crecimiento…

Nuevos modelos de visualización de datos

Capturar datos e interpretarlos es importante, pero también la forma en que se representan. Los expertos en Big Data afirman que durante 2018 se crearán nuevos modelos de visualización de datos que permitirán leer mejor la información y obtener nuevas ideas. La evolución de los modelos de visualización se ha convertido en una parte integral del Big Data.  

El cerebro humano tiene la capacidad de procesar ciertos patrones visuales con gran eficiencia. Si damos con la fórmula correcta, los responsables de las empresas podrán entender la información de forma rápida y tomar decisiones en pocos segundos.

Análisis predictivo

Siempre se ha recurrido al histórico de datos para respaldar decisiones y comportamientos futuros. Sin embargo, la investigación actual permitirá analizar grandes volúmenes de información e ir más atrás en el tiempo. O, incluso, saber qué está ocurriendo en tiempo real. Los análisis predictivos son una de las grandes tendencias del Big Data en este 2018.

Mejora de las ventas gracias al IoT

El Internet of Things permitirá que las empresas experimenten un aumento de ventas durante 2018. Los datos provenientes de los diversos dispositivos que poseen sus clientes les darán las pistas necesarias para comercializar sus productos de manera más eficiente y adaptada al consumidor.

Sin duda, la tecnología está aquí para cambiarlo todo. Pero sacándole partido, el cambio puede ser a mucho mejor.