Enamórate de la Menorca más cultural e histórica eligiendo Mahón como base de tu viaje. ¡No te arrepentirás!

Elegir un hotel en Mahón te abre las puertas a una Menorca donde reina la historia, la cultura y el ocio. Y es que en la capital y sus alrededores podrás encontrar museos, restos arqueológicos, galerías de arte, puntos de interés, paisajes naturales y restaurantes donde descubrir la gastronomía menorquina. ¡No todo tiene por qué ser playa!

hotel en mahón

La capital es un buen punto de partida para el viaje si te apetece sumergirte en la historia de Menorca. Instalar ahí tu “base” y reservar un hotel en Mahón te ayudará a moverte fácilmente por la isla y llegar, en pocos minutos, a los puntos más interesantes. Con la ventaja, además, de que al final del día, estarás cerca de restaurantes y bares donde tomar una copa tranquilamente.

Mahón y su puerto son, en sí mismos, dos de los puntos más interesantes en lo que al pasado de la isla se refiere. Y es que el puerto de Mahón es considerado uno de los mejores puertos naturales del mundo y, por ese motivo, fue muy deseado por las armadas extranjeras que llegaban a la isla con intención de conquistarla.

mahon

En sus cinco kilómetros de costa, no te puedes perder La Mola o Fortaleza de Isabel II,  una de las mayores fortificaciones europeas del siglo XIX; y, en medio del puerto en una isla, el recinto del Lazareto que se levantó para protegerse de las enfermedades que portaban las embarcaciones. Este último cuenta con una amplio programa de actividades culturales.

mahon

Después, de vuelta en Mahón, descubrirás una ciudad que fue hogar de púnicos, romanos, árabes, cristianos, ingleses y unas cuantas hordas de piratas y contrabandistas. El conjunto monumental más importante lo encontrarás en el antiguo solar de Mahón donde se levanta la iglesia de Santa María, el Ayuntamiento con el reloj que trajo el gobernador inglés Richard Kane, el edificio principal de Guardia con su especial colorido y, muy cerca, el convento del Carme.

En los alrededores puedes visitar el Fuerte de Marlborough, en Es Castell, para disfrutar de unas buenas vistas al puerto; y los restos talayóticos de Talatí Dalt para entrar en contacto con la cultura de los primeros pobladores de la isla.

Si no te importa irte un poco más lejos, no dudes en hacer una escapada al bonito y emblemático puerto de pescadores de Binibeca, la zona de Punta Prima y el Faro de Favaritx que ofrece un paisaje lunar muy llamativo. Y si te apetece descubrir la naturaleza de la isla, no te puedes perder el parque de S’Albufera des Grau donde viven cientos de especies animales y vegetales.

mahon

Y después de un día intenso descubriendo la historia de la isla, ¿qué mejor que volver a la comodidad de tu hotel en Mahón? En ARTIEM Capri encontrarás un refugio desde el que seguir disfrutando de la ciudad mientras te relajas y recuperar fuerzas.

Desde la azotea del hotel, sentado en la terraza, podrás contemplar los tejados de la ciudad y cómo el sol cae sobre el horizonte. ¡Unas de las vistas más espectaculares que encontrarás en Mahón! Y para hacerlo aún más especial, en la última planta también podrás probar Le Petit Spa de ARTIEM Capri que cuenta con piscina, jacuzzi, sauna y cabinas de tratamientos.

hotel en mahon le petit spa de artiem capri

Mahón también es el lugar ideal para disfrutar de la gastronomía menorquina. En el Restaurante El Living de Capri servimos cada mañana un delicioso desayuno con Show Cooking y productos de la zona; y, por la noche, elaboramos una cena variada y Show Cooking con los platos más representativos de la gastronomía de la zona. ¡A través del paladar descubrirás otra cara de la cultura de la isla! Y para tomar algo y escuchar buena música, elige el bar Telegraph con su distinguido aire inglés.

Como ves, elegir un hotel en Mahón te ofrecerá la posibilidad de descubrir otra cara de la isla cargada de historia, cultura y ocio para todos los gustos. Atrévete a dejar, por un momento, a un lado las playas y sumérgete en una Menorca desconocida e interesante. ¡Volverás enamorado!