Encuentra el descanso que necesitas al traspasar la puerta de ARTIEM Madrid, donde todo ha sido pensado para ofrecerte un ambiente de relax y bienestar.

ARTIEM Madrid es tu refugio ideal para descansar tras un día en la ciudad, huir del ruido, del ritmo vertiginoso y poder, por fin, desconectar. Tómate una copa de vino mientras disfrutas de la música en The Green, contempla el atardecer desde la terraza privada de nuestras habitaciones Urban Top Terrace o practica un poco de deporte en el gimnasio. Sea lo que sea que necesites, somos tu hotel relax en Madrid.

ARTIEM Madrid ha sido diseñado para transformar tu estado de ánimo desde el momento en el que entras por la puerta. A un lado quedan las prisas y el estrés y estas dejan paso a la calma, la tranquilidad y el bienestar. Te encontrarás inmerso en un ambiente acogedor y agradable y en el que cada detalle ha sido pensado para generar esa comodidad: la música, los sillones, la intensidad de la luz… Si buscas hoteles para desconectar en Madrid, no lo dudes.

El primer factor que contribuye al relax en ARTIEM Madrid es su localización, ya que el hotel se encuentra ubicado en una zona residencial a 30 minutos del centro en coche. Las calles de la zona son tranquilas, sin ruidos y perfectas para salir a dar un paseo o practicar un poco de running. Estarás lo suficientemente cerca de los puntos principales de la ciudad, pero a la distancia perfecta para alejarte del ruido y del estrés del centro.

Además de esto, cada rincón del hotel está diseñado con sumo cuidado. La planta baja se ha configurado como un espacio para disfrutar de un ocio relajado. Uno de tus lugares preferidos, y el mejor ejemplo de este concepto, es, sin duda, The Green. Esta es como la sala de estar de ARTIEM Madrid, llena de butacas, sofás y una amplia barra de snacks y bebidas gratuitas abierta las 24 horas para los huéspedes. Así, podrás disfrutar de un café con galletas a media tarde leyendo un libro. Además, también podrás tomarte una cerveza local en el honesty bar cuando cae la noche, acompañada de un tentempié. Encontrarás de todo: bollería, ensaladas, frutos secos, dulces, sándwiches, agua, refrescos, infusiones, café, cerveza, vinos…

En esta misma planta también está el Slow Lounge donde se sirven los desayunos, pero que el resto del día puede convertirse en tu despacho de trabajo. Mesas amplias, luz natural y un ambiente tranquilo para poder concentrarte. A través de este espacio, además, se accede a una pequeña terraza interior donde resulta muy agradable tomarse un café en las tardes de primavera y sentir el aire libre.

Por último, tenemos el gimnasio abierto las 24 horas del día y con todas las máquinas necesarias para que mantengas tus rutinas de ejercicio. Está equipado con máquinas de última generación, toallas y agua para refrescarte durante el entrenamiento. Si lo deseas, además, puedes solicitar el servicio de un entrenador personal que te ayudará mejorar tus rutinas y alcanzar tus objetivos. Practicar deporte te ayudará, sin duda, a relajarte y despejar tu mente tras un día largo.

Y cómo no, si lo que buscas es un hotel para el relax en Madrid, las habitaciones son la parte más importante. Existen cuatro tipos diferentes en ARTIEM Madrid, pero todas ellas guardan un rasgo en común: serán tu templo durante tu estancia en la capital.

En tu habitación encontrarás zonas diferentes para distintos momentos. Para relajarte leyendo o viendo la tele en una cómoda butaca o chaise longue, tendrás espacio para practicar deporte y estiramientos (puedes pedir, en recepción, nuestro gym in a bag, una bolsa con todo lo que necesitas para ello), un baño con ducha de lluvia para dejar que el estrés se vaya por el desagüe y una comodísima cama para tener dulces sueños sin que la luz o el ruido te perturben.

Y si has elegido la habitación con terraza, dispondrás de un espacio solo para ti para disfrutar del aire libre, el atardecer o tomar el sol. Todo, cada pequeño detalle, garantiza el relax dentro de tu habitación en ARTIEM Madrid. Incluso, si lo deseas, te subimos el desayuno a la cama.

Pero mejor que te lo cuenten, es vivirlo y experimentar cómo es hospedarse en uno de los mejores hoteles para relajarse en Madrid. Por muy largo que sea el día o por muchas actividades que hayas realizado a lo largo de la jornada, al cruzar la puerta de ARTIEM Madrid te invadirá una sensación absoluta de calma y relax. Un pequeño refugio, en medio del caos.